¡Hola a todos!

Un error que veo a menudo en la pymes es que nuestros recursos no están alineados con nuestras ventas. Si suben o caen la venta, no reaccionamos. No hay un sistema claro que permita reajustar y alinear ambas. La solución es fácil: fija estándares y aprende a calcular la OEE (Eficiencia General de los Equipos).

Si tu venta cae un 15%, es el momento de actuar. Según la fórmula OEE, que se calcula como:

,

es recomendable reducir la capacidad instalada en un 20%. Esto implica ajustar la producción y los recursos inmediatamente para mantener la eficiencia y evitar costos innecesarios. Si la caída de la venta llega p.e. al 25%, debemos ser aún más proactivos y radicales y ajustar la capacidad en un 35%.

Reaccionar rápidamente es la clave para salir adelante.

Pero, ¿qué es la OEE? La OEE mide la eficiencia de los equipos considerando tres factores clave:

  • Disponibilidad: El tiempo que el equipo está operando en comparación con el tiempo planificado.
  • Productividad: La velocidad a la que el equipo opera en comparación con su capacidad máxima.
  • Calidad: La proporción de productos buenos producidos en comparación con el total de productos fabricados.

Ejemplo práctico: Imagina que tienes una máquina que debería operar 8 horas al día (480 minutos). Sin embargo, debido a problemas técnicos, solo opera 400 minutos. La Disponibilidad sería 400/480=83.3%.

Si la máquina produce a una velocidad de 50 unidades por minuto, pero debido a interrupciones solo produce 45 unidades por minuto, la Productividad sería 45/50=90%.

Finalmente, de las 18,000 unidades producidas al día, 17,100 son de buena calidad, por lo que la Calidad sería 17,100/18,000=95%.

La OEE sería 83.3%×90%×95%=71.2%. Esto indica que hay margen de mejora para alcanzar una eficiencia óptima.

¿Y si las ventas aumentan? Aplica el mismo principio en sentido inverso. Si tus ventas crecen un 15%, considera aumentar tu capacidad en un 20%. Así podrás satisfacer la demanda sin comprometer la calidad ni el servicio.

Improvisar puede ser fatal. Aquí es donde entra en juego la OEE. La clave está en monitorizar mensualmente la OEE con otra métrica más y reaccionar rápidamente.

Ajustar tus recursos según esta fórmula no solo mejora la eficiencia, sino que también asegura que tu negocio esté siempre listo para las fluctuaciones del mercado.

¿Y qué hace falta para ajustar los recursos bien y rápidamente? Para lograr una gestión eficiente, es importante dominar tu ego ya que tocará corregir, bien  si hay que corregir  ala baja o bien si hayq ue invertir para anticipar un crecimeinto.. Implementar un sistema de gestión ERP, apostar por una cultura Agile y fomentar una cultura de mejora continua , definir procesos claros, utilizar herramientas de seguimiento y control, formar al personal, seguir KPIs, y automatizar procesos. Lo importante es reaccionar rápido y con precisión.

¡Mantén siempre el ojo en las métricas y actúa con agilidad! Recuerda que un problema siempre requiere intervención. No te alejes, acércate, con precaución, pero acércate.

¿Tienes alguna experiencia aplicando la fórmula OEE? ¡Compártela en los comentarios!

#Negocios #Eficiencia #Ventas #GestiónDeRecursos #Adaptabilidad #EstrategiaEmpresarial #OEE